Descubrimiento

29 06 2008

-¿Quién soy yo? ¿Y quién eres tu?
Preguntó una mano a la otra.

© Richard Archer – 2008 (Todos los derechos reservados)

Anuncios




Separación

29 06 2008

Vivieron siempre muy unidos y en perfecta armonía… hasta que el cuchillo los separó en finas lonchas.

© Richard Archer – 2008 (Todos los derechos reservados)





Desídia

29 06 2008

Erase que se era un niño que dejaba todo para mañana.

Mañana estudio.
Mañana me ducho.
Mañana ordeno mi habitación.
mañana te ayudo a limpiar la casa.
Mañana saco la basura.
Mañana te acompaño a la compra.
Mañana pondré la mesa para comer.
Mañana visitaré a los abuelos.
Mañana haré deporte.
Mañana…
Mañana…
Mañana…
Pero llegó mañana y … no le dio tiempo de hacer todo, y tuvo que dejarlo para mañana.

© Alegría/ Artista antes conocida como Tristeza – 2008 (Todos los derechos reservados)





Desmesura

28 06 2008

Escribió su primer, último y “único” libro como a él le gustaba, como él deseaba, todo a lo grande, todo escrito con inmensas letras mayúsculas. Después de ello fue condenado a no publicar jamás por atentar contra el medio ambiente. Con sólo ese ejemplar había hecho desaparecer el ochenta por ciento de la masa forestal del planeta.

© Richard Archer – 2008 (Todos los derechos reservados)





Desierto

28 06 2008

-¡Mamá!¿Dónde estás?
– ¡Aquí hijito junto a la duna!- Escuchó a lo lejos.
-¿Dónde? ¡No puedo verte! ¡ESTO ESTA LLENO DE GENTE!- Gritó desesperado el pequeño grano de arena.

© Richard Archer – 2008 (Todos los derechos reservados)





Momentaneo lapsus de razón

27 06 2008

Su compañero de trabajo la observaba hacia rato, no se movía, no hablaba con nadie y tenia una expresión muy rara.Al fin se atrevió a preguntarle:¿te encuentras bien?.
Sofia le miro y no respondió, simplemente se lo quedo mirando como hipnotizada.
El chico volvió a preguntar:¿te pasa algo, puedo ayudarte?.
Después de unos segundos o quizás minutos en silencio Sofia sonrió y dijo:”No me pasa nada es solo que soy feliz y acabo de descubrirlo”.

© Tristeza – 2008 (Todos los derechos reservados)





La mirada

27 06 2008

Se sentaron frente a frente. Afuera el trafico y el bullicio quedaba amortiguado por el grosor de los cristales del restaurante. Se miraron, fijamente. Si observabas sus ojos con detalle podías percibir como pequeños movimientos, a modo de diminutos temblores, rápidos y precisos. A veces sus miradas se tornaban tiernas, otras veces divertidas, hubo un momento seriedad y también de tristeza, pero éste sólo duró una milésima de segundo. Él le agarró fuertemente de la mano, ella le correspondió; brindaron, se besaron y continuaron en silencio su peculiar conversación. Justo hasta que el amanecer comenzó a asomarse por el horizonte.

Para ardilla y Sue con mucho, mucho cariño.

© Richard Archer – 2008 (Todos los derechos reservados)