Secretos

5 11 2008

-¿Qué hay de malo en ser curiosa? Balbució mientras su madre la obligaba a devolver a los vecinos sus cartas abiertas.

La madre no dijo nada, la miró sin saber qué decir, mientras sacaba paquetitos de cartas de esas cajas del garaje en las que pensaba que tenían ropa vieja.

La niña tenía un diario. La madre lo leía y se sentía culpable. -¿Sobre qué más cosas no escribirá en ellos? Se preguntó mientras desataba los lazos de terciopelo que ella nunca compró.

Anuncios

Acciones

Information

One response

5 11 2008
Amparo

Eres una genia.
(Aún no sé porqué me sorprendo).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: