Apariencias

22 06 2008

Eres tan predecible…, repitió ella. Él asintió resignado y le preguntó que qué tenía eso de malo mientras deslizaba, sin ser visto, un somnífero en su bebida.

© Eva Royo – 2008 (Todos los derechos reservados)

Anuncios