Error de calculo

16 11 2008

-Señor.. ¡Creo que nos hemos perdido! – Comentó el espartano a su general en cuanto de repente aparecieron en mitad de Times Square.

© Richard Archer – 2008 (Todos los derechos reservados)





El Desafío

16 11 2008

Levantó una mano y, de forma jocosa, le preguntó a su amigo:
-¿Cuántos dedos hay aquiiiii?
-Los mismos que va a haber estampados en tu puta cara en forma de puño.

© Richard Archer – 2008 (Todos los derechos reservados)





El apetito

16 11 2008

Me comí con deleite aquel apetitoso croissant, calentito, recién salido del horno. Era un placer para el tacto, para el olfato, pero sobre todo para la paladar ya que aquel pedazo de exquisitez sabía cien por cien a mí.

© Richard Archer – 2008 (Todos los derechos reservados)





El cuento exquisito #2

23 10 2008

Acompañado por delicadas láminas de patata perfumadas al fino aroma de puerro, zanahorias baby, virutas de jamón de bellota y puré de manzana ligeramente ácida. Ah y regado por un buen Chianti de la mejor cosecha.

© Richard Archer – 2008 (Todos los derechos reservados)





Pelos #2

20 10 2008

-Vengo a que me corte el pelo.
-De acuerdo.
-Pero le ruego que esta vez use las tijeras y no las manos.

© Richard Archer – 2008 (Todos los derechos reservados)





Islas

20 10 2008

Un buen día estaba Dios tan harto del comportamiento de la humanidad que decidió darles otro merecido castigo. Como con el agua no había funcionado y tampoco había surgido efecto con el fuego buscó y buscó hasta dar la forma con que escarmentar a sus amadas criaturas. Al final lo encontró y de la manera más sencilla: Tomo a todos y cada uno de los hombres y mujeres de este insignificante planeta y los esparció por el universo. Les asignó un planeta habitable a cada uno de ellos para que así viviesen el resto de sus días en la más estricta y rigurosa soledad.

© Richard Archer – 2008 (Todos los derechos reservados)





Por aburrimiento

11 10 2008

Estaba tan, pero tan, tan, tan, tan aburrido que comenzó a escribir la historia de su vida…

© Richard Archer – 2008 (Todos los derechos reservados)