Portal

22 06 2008

Encendió la maquina. Se escuchó un tenue murmullo que fue ascendiendo paulatinamente llegando a convertirse en algo ensordecedor. Para el Profesor Mercury aquello no tenía importancia. En primer lugar llevaba los cascos que evitaban traspasar cualquier onda sonora a sus oídos y por otro el ruido que emitía su invención era lo de menos. Si aquel experimento funcionaba marcaría un antes y un después en la historia de la humanidad.
Se colocó las gafas ahumadas, se abrochó el mono gris y desde la pequeña barricada de acero dirigió el cañón hacia la pared de cemento situada frente a él. Marcó las coordenadas: #EUSV91. El ordenador las asumió, acto seguido pulsó enérgicamente el botón.
Un potente rayo de luz azulada fue vomitado por la punta impactando en la pared. No rebotó. Todo lo contrario. Se quedó allí impregnando el cemento de una poderosa resistencia creando una especie de círculo perfecto. Tomó todos los enseres que necesitaba para el viaje. Se colocó el casco con la cámara incorporada, la puso en marcha y se dirigió, decidido, hacia la intensa luz azul…

… El Profesor Mercury fue expulsado por el agujero de forma violenta. Rodó por el suelo hasta detenerse junto a unas cajas de metal apiladas. Desde el suelo pulsó el interruptor y el cañón se apagó. Se incorporó lentamente. El cuerpo le dolía horrores. Se sacudió el polvo negruzco del uniforme. Se quitó el casco y las gafas. Pese al intenso dolor sus ojos irradiaban felicidad, sorpresa y sobre todo gozo. Tosió un poco de sangre. Durante el salto, ¿o habían sido dos? había perdido una bota, la linterna y uno de los medidores de flujo de intensidad. ¡Pero lo había logrado! ¡Había conseguido dar viajar a otra dimensión! ¡Si, lo había conseguido! Y lo mejor… ¡Había conseguido regresar sano y salvo!
corrió hacia el ordenador. No vio que en el ordenador había marcada otra coordenada #EUSV88. Simplemente enchufó al puerto USB la cámara con la que había captado las imágenes de aquella otra dimensión. ¡Tenía que verlo!¡Tenía que ver todo aquello de nuevo con más tranquilidad! Luego comunicaría su proeza al resto de la humanidad.

© Richard Archer – 2008 (Todos los derechos reservados)

Anuncios

Acciones

Information

One response

27 06 2008
Cruce de caminos « Érase una sola vez

[…] a la obra. Tecleó #EUSV88. – Ahora todo encaja. Ahora por lo menos sé que por fin llego a casa sano y salvo. Dicho esto rápidamente desapareció por el segundo portal de un amarillo intenso donde al otro […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: